Los envases contarán a partir de ahora con un código que los identifica y un sello o precinto en el embalaje exterior para saber si han sido manipulados.

El Sistema Español de Verificación de Medicamentos (SEVeM), aprobado por normativa europea para prevenir la entrada de medicamentos falsificados en la cadena de suministro legal, entra en vigor este sábado en las 22.000 farmacias españolas. Consiste en la incorporación en el envase de los medicamentos de dos dispositivos: un identificador único o código bidimensional Datamatrix, que identifica individualmente el envase, y un dispositivo contra manipulaciones en el embalaje exterior, que puede ser un sello o un precinto que permita verificar visualmente si el envase del medicamento ha sido manipulado.

Estos dispositivos tendrán que ser verificados y autenticados en la oficina de farmacia por parte del farmacéutico en el momento de la dispensación: se escaneará el código de cada envase y se conectará al repositorio nacional, que estará sincronizado con la plataforma europea, para confirmar que el producto que llega al paciente es el mismo que salió de la planta de producción farmacéutica. Esto, para el presidente del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, Jesús Aguilar, es "un nuevo éxito". "Una vez más, da muestras de su capacidad tecnológica y de su compromiso con la seguridad de los pacientes. Es un referente a nivel internacional. Con el desarrollo de este sistema, damos respuesta en tiempo y forma a la normativa europea y a los ciudadanos españoles", señala.

Aguilar explica que España es el país con más número de oficinas de farmacia: "El hecho de que seamos capaces de dar respuesta en tiempo y en forma a la normativa europea es un orgullo para nosotros. Ha sido debido a muchísimos esfuerzos de todos los colegios profesionles y todos los agentes del sector del SEVeM". Reivindica que estas nuevas medidas serán "un plus añadido de seguridad" para lo ciudadanos, que es "lo que importa" a los farmacéuticos. Asegura en cualquier caso que la falsificación de medicamentos en el canal legal "no supone un problema real" en España, pero que "aún así" se han sumado a este proyecto europeo porque "esta amenaza global, que no entiende de fronteras, requiere de una lucha conjunta".

Desde que se publicó la reglamentación europea hace ya casi tres años, desde el Consejo General de Colegios Farmacéuticos se ha venido trabajando con la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (FEDIFAR), Farmaindustria y la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (Aeseg) y las autoridades competentes, y se ha facilitado información y formación a los colegios oficiales de farmacéuticos sobre el desarrollo y funcionamiento del Sistema.

La puesta a punto de los almacenes

Los 140 almacenes mayoristas con los que cuentan las empresas de distribución farmacéutica que conforman la FEDIFAR ya "están preparados" para la puesta en marcha de este nuevo sistema. "Desde hace tiempo han venido trabajando para realizar las adaptaciones necesarias de cara a cumplir con las exigencias que recoge la normativa europea antifalsificación. Ha llegado el día fijado para que empiece a funcionar el sistema y todos los almacenes de distribución están listos para cumplir con sus obligaciones", detalla el presidente de FEDIFAR, Eladio González Miñor.

FEDIFAR asegura que "todos" los almacenes mayoristas están en disposición de llevar a cabo el proceso de verificación de medicamentos en aquellos casos que establece la normativa europea: medicamentos devueltos por farmacias, los recibidos de otros mayoristas, así como los que en determinadas situaciones consideren necesario las autoridades sanitarias.

También tienen como funciones desactivar los códigos unitarios de los medicamentos que se distribuyan fuera de la UE, de los que sean devueltos por otros mayoristas o farmacias y no puedan retornar a las unidades vendibles, de los destinados a su destrucción, de los que pidan como muestra las autoridades competentes y de los que se distribuyan a personas o entidades que señalen las autoridades.

Fuente: El Pais